1 de septiembre de 2008

Dormir con los hijos.

El tema de dormir con los hijos es una cosa muy personal de cada familia. A algunos papás les encanta, y a algunos hijos también. Pero no a todos! Es sabido que hay padres que no aceptan a sus hijos en la cama matrimonial, pero también hay niños que duermen más cómodos solos, a veces con su camita en la habitación de sus padres, pero solos.

Dicho esto, paso a contar lo siguiente: en clases de psicología del desarrollo el profe (otro psicólogo, diferente al del semestre pasado) comentó que él desaconsejaba el dormir en familia porque había que delimitar muy bien el espacio de los hijos y el de los padres, y que dormir con los hijos afectaba la vida de pareja.

Yo tengo la siguiente teoría (mentira, la leí por ahí): cuando uno está soltero lleva un tipo de vida que no puede continuar teniendo cuando decide vivir en pareja o casarse. Estando soltero puedes "hacer lo que quieras", a tu ritmo, a tu gusto, es todo asunto y problema tuyo. Pero estando en pareja vienen pros y contras incluídos, y para que la cosa funcione debes llegar a acuerdos, dialogar, ceder...

Y bueno, si das el siguiente paso, que es tener hijos, ya no puedes seguir viviendo como si siguieras en esa vida de pareja.
No, ahora eres parte de una familia, y la vida de familia tiene diferencias con la vida de pareja (tal como la vida de pareja tiene diferencias con la de soltero). No es bueno, ni malo, pero es diferente, nuevamente con pros y contras.

La pareja tiene su espacio dentro de esta nueva modalidad de vida, tal como tú mismo (tu lado "soltero" digamos) también lo tiene, y necesitas tu espacio, pero ya no vives solo, ya no vives en pareja... vives en familia, se entiende lo que quiero decir?

Para mí, al estar durmiendo, da un poco lo mismo si está el perro a los pies de la cama, o se te mete tu hijo a la mitad de la noche, etc. Dormir es dormir, y si a los adultos nos gusta dormir de a 2, es porque es rico dormir acompañado, y por eso a los niños les gusta también. Y si uno lo disfruta, entonces bienvenidos!
La vida de pareja se puede destruir por muchas cosas, pero no por dormir con tus hijos cuando ambos lo disfrutan.

Y si no lo disfrutan? Entonces hay que buscar soluciones... por eso digo que es algo personal de cada familia y me parece ingenuo creer que por norma general dormir con los hijos afecta la vida de pareja... habrá de todo, pienso yo, y es cosa de gustos.

Por lo demás, por siglos se durmió en familia, es "cosa moderna" esto de tener camas y mandar a los niños desde bebés a una habitación aparte...
Este post no lo escribo para convencer a nadie de dormir con sus hijos, ni tampoco para que los que ya lo hacen me encuentren razón, creo que más bien lo escribo para los indecisos que por un lado disfrutan dormir en familia, pero por otro se sienten inseguros porque escuchan que no es bueno, que es una mala costumbre, que no se debe hacer...
Yo los animo a que hagan lo que el corazón desea...

14 comentarios:

  1. Me ha encantado dormir con los niños y me han hecho sentir culpable por eso :(


    No ha afectado la vida de pareja pues uno busca sus espacios también, de otro modo, no llevaríamos 37 de casados, digo yo, jeje

    Lo más duro es que cuando se te van poniendo "guailones" es necesario echarlos a su sitio, ¡y era un sentimiento de pérdida tremendo! que ya vaya dejando de ser tan tuyo de apoco, pero seguro, y así debe ser, pucha oh!

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Yo concuerdo 100% contigo. No creo que haya una fórmula única y que el obligar a los niños a que duerman en sus piezas solos toda la noche no te garantiza una plenitud sexual con tu pareja y una intimidad espectacular, así como tampoco creo que todos los niños necesiten dormir todo el tiempo con los padres para crecer y sentirse seguros, amados y contenidos. La forma en que cada familia se las arregla de día y de noche, para comer, jugar, conversar, pasear, discutir o dormir es única y será buena en la medida en que todos los miembros de la familia estén cómodos y felices. En todo caso el principio de la "cama matrimonial" como garante de la vida en pareja y de los niños durmiendo sólos como algo fundamental para su madurez e independencia me parece un absurdo. Lo que sea más cómodo y grato para todos es lo que manda para mí, en un ambiente que las necesidades de todos son escuchadas y atendidas.

    ResponderEliminar
  3. Uy!! que me gustó tu post...
    Te cuento que yo he pasado de todo con la Anto, la expulsé de mi pieza por un tiempo... pero luego vino el accidente de su golpe en la cabeza y me sentí tan culpable, que volvió a mi cama, de a poco he tratado de que duerma en su cama, pero si quiere volver a la mía no hay problema, la dejo, a veces las caricias y el calor maternal se necesita para siempre, no solo por los primeros años... te felicito niña, me gusta que tengas tu propia opinión de las cosas... besitos

    ResponderEliminar
  4. Yo no sé... será mi falta de experiencia. Por un lado estoy de acuerdo contigo, pero por otro después sacarlos de la cama de los papás debe ser difícil y está claro que en cuanto se hacen más grandes ya un colchón normal se queda corto... ahora, seguro que cuando tenga los míos me derretiré y listo.

    ResponderEliminar
  5. Mi corazón desea con fuerza dormir con mi hijo de 6 años, él siempre quiere y es rico abrazarlo y todo eso, así que aveces dormimos todos juntos..... decía mi corazón desea eso, pero mi cuerpo NO!!! no descanso en lo absoluto, porque él se da vueltas por toda la cama, le da calor, le da frío uffff, nadie descansa, y no importa el tamaño de la cama!!!!

    ResponderEliminar
  6. Me gustó mucho que en tu post lo explicaras como algo normal. Es que hay mucha gente que se escandaliza o tira mala onda "es que el niño se va a acostumbrar", "que es muy regalón", "que les hace mal"... y al final muchas familias que quisieran dormir con sus hijos no lo hacen por estos dichos. Yo también creo que cada cual debe organizarse como mejor le parezca, siempre que todos queden felices.

    ResponderEliminar
  7. Hola! Me dió mucha risa tu post. De verdad. No es burla, sino risa franca. Me explico.

    Cuando tenía como 5 años acostumbraba mucho ir a cama de mis papás a dormir con ellos. Me paraba en la noche y surcaba el pasillo hasta su recámara (que no era un viaje corto y de noche te espantaba cualquier cosa). Hasta que un buen día mi papá me dijo muy serio que ya no era posible y que tenía que dormir en mi cama. Tras los miedos y reclamos esperables, y la firmeza de mi padre, cada quien durmió en su cama.

    Años, pero muchos años después (como 30, he de decir), un día estábamos hablando precisamente del tema de dormir con los hijos. Yo tengo una hija que adoro y en general soy estricto con que ella duerma en su cama, y sólo acepto que duerma conmigo cuando anda enferma o algo así. Mi padre entonces me dice: "No seas tan duro, que tiene 6 años y luego la exrañarás". Yo le respondo con un buen dejo de reclamo (obviamente) ¡pero sí tú me mandaste a mi cama a los 5, seguro para tener sexo con mi madre! Y mi papá me ve a los ojos sonriendo y me contesta: "No m'hijo! te mande a tu cama porque tú pateabas..."

    Dormir con los hijos es un tema de convivencia. Ni hablar...

    Gio.

    ResponderEliminar
  8. Uy, a mí me toca de cerca esto. Por diversas circunstancias hemos tenido que compartir nuestra habitación con los peques durante seis meses, cada uno en su cama pero la más pequeña se ha acostumbrado a dormir acompañada y ahora lo pasa mal solita en su habitación (justamente quería escribir un post sobre esto). A mí me gusta dormir con mis hijos, pero es verdad que se mueven tanto que no descanso bien así que lo dejo para ocasiones excepcionales.
    Respecto a la vida en pareja, como bien dices esta cambia mucho con la llegada de los hijos y hay que buscar otras opciones. Yo personalmente creo que con los hijos en sus propias habitaciones la pareja tiene más libertad (pero eso no lo es todo), así que dormir con los hijos algo sí que afecta.
    Como bien dices, lo mejor es encontrar lo que más conviene a cada familia y por supuesto no dejar de hacerlo porque los demás piensen que no es sano, adecuado...

    ResponderEliminar
  9. Tadeo por mucho tiempo se paso a mi cama o a la de mi mama cuando viviamos en Argentina. Recuerdo que yo decia: noooooooooo es malisimo, etc etc y mi mama me decia: conoces algun arquitecto (por decir algo) que siga durmiendo con la madre? No, o sea, todo pasa, en un momento el no va a querer dormir mas con vos.
    A mi me jode porque me molesta dormir con alguien. De hecho duermo con mi marido pero odio estar cucharita. la cama es enorme y eso es lo que me gusta, individualidad. Cuando mi marido esta de viaje, trato que Tadeo no se pase a mi cama, porque se despatarra y me molesta. Pero es solo por eso, nada mas, comodidad. besos.

    ResponderEliminar
  10. Desde siempre mi nena ha dormido sola en su cama, peeeero se queda dormida en la mía, siempre la acompaña alguno de los dos, pero cuando nos vamos a dormir todos, ella se levanta y se va rápidamente, jaja, detesta el calor, dice, fue así desde pequeña, me causaba curiosidad, nunca la eché de mi cama, pero desde que tuvo su camita adora dormir sola en ella.
    Concuerdo contigo en que es cosa de cada familia en como desarrollas los afectos y no hay que sentirse culpable por eso.
    saludos

    ResponderEliminar
  11. Yo no tengo hijos así que no me considero apta para dar una opinión, pero me gusto mucho que tu conclusión sea "hacer lo que el corazón desea"

    Coincido en que los temas de familia los tienen que resolver en conjunto y mientras ambos padres estén de acuerdo, debe de ser lo correcto.

    Yo fui una niña muy miedosa, super consentida y caprichosa... (ahora soy lo mismo, pero anteponiendo mujer - jajaja), y adoraba dormir en cama de mis papás... Sin embargo me lo negaron y la verdad lo agradezco, porque me ayudó a volverme más independiente y a dormir mucho mejor...

    Y aprovechando el tema, me iré a dormir...
    Buenas Noches!

    ResponderEliminar
  12. Tu lo has dicho: "la vidad de pareja se puede destruir por muchas cosas". Nada más placentero que dormir con un hijito al costado.

    ResponderEliminar
  13. Yo soy como Marce: si pudiera dormiría hasta sin marido. Una habitación para mi solita, jeje. Tenemos una cama enorme y la mayoría de las veces los peques acaban en ella por la mañana, pero no descansas igual. Yo me despierto a la mínima y luego me cuesta mucho volver a dormirme. Lo de dormir cada uno en su cama es por comodidad, no por cultura.

    Besos

    ResponderEliminar
  14. acabo de leer este post, y me encantó, porque, si bien yo preferiría que nuestra hija tuviese su habitación sola, la infraestructura de la casa no lo permite, así que compartimos habitación con ella... sin embargo, no afecta para nada la "intimidad", porque nosotros podemos acomodar nuestros horarios... siempre hay tiempo... la noche se hizo para dormir...

    ResponderEliminar

Deje su mensaje después de la señal...