12 de mayo de 2012

Y sucedió.

Después de 7 años de vegetariana, y varios meses sintiendo y pensando "qué mal consumir esto", "qué pena los animalitos, PERO no puedo dejar de comer equis cosa...", un día, simplemente fue suficiente y sucedió, hice click, se enciendió la luz y no se apagó más. Ni se apagará.

Ser vegetariano es un buen primer paso, pero se sigue apoyando indirectamente el uso y/o maltrato animal. :(

Algunos lo llaman el "despertar de la conciencia".
Sólo puedo decir que hay que darse cuenta solito.
Y que cuando uno se da cuenta, es TAN fácil, y lógico, y natural.
No cuesta nada de nada.
No es un esfuerzo, es un fluir tranquilo.


 La mayoría de la gente declara estar en contra del maltrato animal; muchos incluso hacen campañas y recogen perros o gatos callejeros y los adoptan. Eso está muy bien, pero lo contradictorio es hablar de los derechos de "todos los animales", mientras pagamos para que otros estén confinados, sean maltratados, usados, tratados como cosas, y desechados cuando ya "no sirven".

¿Por qué hacemos esto? Yo creo que porque es lo que nos han enseñado que es normal, y no nos hemos parado a cuestionarlo.


Estuve "en el umbral" por meses antes de dar el paso al veganismo, y para ser vegetariana lo pensé años, así que sé lo que se siente que te "den pena" pero "no puedas dejarlo". Conozco los argumentos, los sentimientos encontrados, sé que nadie es mala persona por comer animales o comprarse una chaqueta de cuero, sé que uno trata de convencerse de que seguir consumiéndolos como comida y ropa (principalmente) es el único camino; uno quiere mantenerse en la "matrix" para seguir viviendo tranquilo. Yo lo hice y nada me iba a hacer cambiar de opinión. Nada ni nadie. Sólo yo misma. Del mismo modo, yo no voy a hacer cambiar a nadie tampoco.


Por mucho tiempo pensé cosas, desde "siempre se ha hecho", hasta "que yo deje de hacerlo no cambia nada", pasando por los "necesitamos las proteínas, la B12", "no se puede vivir sin comerlos", "tal vez si vivieran en mejores condiciones hasta su muerte", etc., etc. Me excusé de una y mil maneras para justificar mi contradicción ante mi propia conciencia.

Y porque estuve ahí, sé que es difícil romper el paradigma, sacarte de la cabeza lo que te han enseñado y mostrado como normal (además que hay TANTO que no te han mostrado). Es difícil que empatices con una vaca conectada a una máquina, separada del ternero, llevada al matadero cuando "ya no rinde lo suficiente" (como una "cosa"), si te han enseñado desde siempre que "las vacas nos dan leche". Así, sin más. "Nos dan leche", para eso son. ¿Según quién? Según la vaca no, eso seguro.

No es mi intención convencer a nadie ipso facto, pero si una persona al menos se queda dándole una vuelta al asunto, pero de verdad, de corazón, comentando algo o sin decirme nada, será misión cumplida. Si no, no importa. De ninguna manera es un post perdido.

Sólo para quien quede con la inquietud, les dejo este pequeño reportaje de 5 minutos, en él, un chico vegano explica todo muy clara y dulcemente, lo amé:

Saludos, y espero esta noche pasar por varios blogs. :)


6 comentarios:

  1. Me gustó este post..nada que agregar...Mi familia no es vegetariana y tengo que seguir comprando y cocinando carne, hago dos comidas...Lo tengo claro, no puedo imponerlo...Sólo somos dos vegetarianas en casa...al principio fue un poco molesto esto para mi pareja que es cien% carne, ahora ya lo aceptó...Creo que uno debe ser consecuente...Yo tb creo que el cambio vendrá, la evolución humana debe ir en esa dirección...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que aguantarás poco cocinando carne... ;) Yo al menos al principio de mi vegetarianismo igual hacía eso mismo de preparar dos comidas... pero cada vez empecé a manipular menos carne, me desagradaba mucho, hasta que ya no lo hice más... Yo soy vegana (aunque no me gustan las clasificaciones, pero calzo ahí), y mi hijo ovo lacto vegetariano "en el hogar" :P no lo controlo cuando anda afuera... no le he quitado lactéos y huevos por si a mí me cstó años dejarlo, creo que no puedo llegar y quitárselos a él... hago transición, o sea, yo no le compro animales para comer, pero derivados de leche y huevo todavía sí, aunque pocos... de hecho ayer hice completos y me dijo que no quería con vienesa de soja, y le dije "o sea que hay que ir a agarrar un chancho, cortarle el cuello, esperar a q se muera, cortarlo, hacerlo salchichas, y todo eso, todo, para comernos un completo que queda igual de rico con vienesa de soja y si hacerle daño a nadie?"... nunca le digo cosas así, pero me salió del alma... y debo decir que disfrutó su completo, pidió repetición :) Mis papás me decían "que eres mala, porqué le dijiste eso"... ¿yo soy la mala? ¿por hacerlo consciente? ya es grande y entiende... y es importante que entienda... Creo que "educar" no es "imponer"... cuando le dices a tu hijo que comer fruta hace bien, comer muchos chocolates hace mal... ¿estás imponiendo tus ideas o educando? cuando le enseñas a no pegar, a pedir por favor, a no maltratar a los animales cercanos ¿estás imponiendo ideas o educando? El veganismo es empatía y valores que forman parte de la educación también... y no voy a esperar a que mi hijo aprenda nada en 1 día... ni tampoco imponerle nada... pero voy sembrando... :)

      Eliminar
  2. Deseo que estés muy bien. Ya te he contado mis costumbres, temores e información respecto a esto, en varias oportunidades. No olvides consumir espinacas, alcachofas, berenjenas para el hierro; que las proteínas de los porotos se complementan con las del trigo, las de las lentejas se complementan con las del arroz y para las demás legumbres, sigue faltándome información. Estoy sobrepasada por estos días.
    -
    Un cariñoso saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uno se va informando de a poco... pero la decisión viene de adentro y es como una ola que no se detiene... y uno se siente espontáneamente bien... Estoy incorporando a mi dieta cosas que nunca comía... me siguen faltando las frutas, soy pésima para la fruta desde siempre, qué mal! Pero veganos hay muchos, de todas las edades, todos sanos... y como no! Si somos los únicos que leemos las etiquetas de los productos y nos preocupamos de ver de dónde sacamos los nutrientes... Espero que puedas descansar pronto! Es terrible sentirse sobrepasada, te entiendo, un abrazo! :)

      Eliminar
  3. Vi el video y te da para pensar wow, lo comenté con mi nena, ella tiene 15 y sabe lo que es ser vegano, pero me dice que le costaria mucho, a pesar que le da pena el sufrimiento de los animales. Conozco el término Vegano y ya es común oir hablar, me costaría un mundo cambiar hábitos, pero videos como estos si que estremecen, supongo que son años de acostumbrarse, en fin , te felicito por tu consecuencia.
    un abrazo amiga

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Créeme que cuando todavía "no ves la luz", te parece que seríamuy difícil... lo viví tal cual! Pero cuando lo sientes, es ultra fácil... de verdad que complica 0%... de hecho, lo difícil sería consumir queso otra vez (por dar un ejemplo)... me declaro vegana y feliz!
      Y ojo, que el veganismo es no comer animales, no vestir animales, no entretenerte a costa de los animales (zoo, rodeo, circos con animales...) Si uno cree que son animales libres y con derechos, deja de apoyar todo lo que los hace ser "objetos" hechos para el "provecho humano"... Tú tranqui, si sientes el llamado de la selva, no te costará nada... es algo que uno de pronto "ve" y es como quitar un velo que te tapaba la realidad... a mí me costó, así que no me parece raro que cueste, incluso que cueste mucho. :)

      Eliminar

Deje su mensaje después de la señal...