28 de mayo de 2015

La diferencia.

Vulnerable, así me describieron el colegio al que me fui a trabajar este año.
¿Qué significaba eso? Significaba casos de abuso, de drogas, harta violencia, malos resultados en lo académico.
Me gustó la idea, aunque también me aterró. Di el salto y me cambié.

Efectivamente los alumnos son "difíciles". Mucho no tienen apoyo familiar o reciben de sus familias violencia y malos ejemplos, no traen ningún hábito, no conocen el respeto ni las normas, en sus casas "entienden" a golpes, en el colegio desafían.
El verdadero desafío son ellos.

Niños así son el reflejo de lo que han recibido en sus cortas vidas. Trato de ver bajo el agua. Trato de llegar a ellos. En general, lo logro. No a la primera, ni a la segunda, es un camino más largo y más lento. Están acostumbrados a otra cosa, al "acción-reacción", y de pronto aparezco yo y les converso, los trato de conocer, les explico el porqué de las normas, los hago pensar y también hablar. Les pregunto directamente qué les pasa, qué sienten, les digo que creo que necesitan más amor, los hago reir de alguna manera.

Al principio, algunos "no pescan", otros responden mal, pero algunos me miran y después me buscan, se acercan, me hacen caso, cambian aunque sea un poco, y lo hacen sin haberme impuesto por autoridad o miedo a un castigo, lo hacen conscientemente, y eso tiene mucho más valor.

Hacer la diferencia en la vida de uno de estos niños me motiva. Ver que de a poco, muy lentamente, hasta los más duros aprenden a bajar la guardia y confían en ti y hacen caso (no siempre, no es tan fácil, pero a veces sucede) le da sentido a las horas de trabajo. Me gusta tanto poder hacer una labor que mezcla tres cosas que me gustan mucho: educación, servicio social, psicología.

Y cuando hoy, la "profe" más antigua y adorable del colegio (profesora jefe de uno de los cursos en los que trabajo) me dice "los niños han forjado un lazo contigo distinto al que habían tenido con otras educadoras, siempre están esperando que vengas, sienten que les aportas, te hacen caso, te quieren de una manera especial", me siento más que halagada y feliz, no podría pedir más. :)


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Deje su mensaje después de la señal...