9 de agosto de 2015

Nano Stern y sus 1.500 vueltas.

Quiero recomendar este disco, perfecto para escuchar un domingo... o cualquier día en realidad, porque yo llevo un par de semanas escuchándolo a cada rato, la verdad.
Nano Stern lleva casi una década en la escena musical chilena, y rápidamente fue reconocido afuera también... pero yo nunca le había puesto demasiada oreja. Le conocía algunos temas, me gustaban otros, pero *según yo*, no era de mi onda.
No sé porqué lo relacionaba tanto con Manuel García, del que sigo pensando que no es de mi onda (pero quizás algún día me coma mis palabras).
De pronto, las 1.500 vueltas me llegaron sin querer, de casualidad, como me llega toda la música que me conquista el alma, me enganchó de inmediato.
Los arreglos, las letras, los invitados (Joan Báez, Jorge Drexler...), todo.
Tiene un excelente comienzo y un maravilloso final, y es que un disco con tantas vueltas no puede ser otra cosa que un disco redondo.
Lo dejo aquí esperando que lo saboreen y disfruten tanto como yo. :)


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Deje su mensaje después de la señal...